20 de gener de 2012

Cómo instalar en casa una miniturbina eólica


Clemente ÁlvarezClemente Álvarez (Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.


Por: | 20 de enero de 2012    -  
Si uno considera que su zona es ventosa, no tiene obstáculos físicos demasiado grandes alrededor y dispone de sitio para anclar una miniturbina, puede seguir el proceso para convertirse en productor eólico. Ahora bien, si el propósito es montar el molino en una ciudad, es preferible que antes pregunte también en su Ayuntamiento si le van a permitir llevar a cabo la instalación. Hoy en día, esta posibilidad no está contemplada en las ordenanzas municipales (existe una normativa pionera que es la del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria), por lo que su autorización depende fundamentalmente de la interpretación de las normas que haga en cada caso el técnico municipal con el que uno se encuentre.

-¿Se puede saber de forma más precisa cuánto viento sopla en la zona?
Con un parque eólico grande, lo normal es llevar a cabo previamente un estudio del viento en la localización concreta (a lo largo de un año) para estimar la producción de electricidad y poder realizar un plan económico. Sin embargo, como explica Javier Forte, presidente de la sección de minieólica de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), cuando se pasa a la escala micro, esto se vuelve demasiado costoso. “Por lo general, te aseguras que la zona sea buena y analizas los vientos dominantes, sin tener datos concretos del emplazamiento”, comenta Forte. Ahora bien, existen también alternativas interesantes para realizar estas mediciones.
La empresa gallega de ingeniería eólica T’uvento ofrece este servicio para minieólica en cualquier punto del país: pone una torre de medición y un anemómetro en el punto exacto durante tres meses y luego extrapola los resultados con datos de las estaciones meteorológicos más cercanas. Como especifica Alberto Vázquez, responsable de la compañía, el estudio vale entre 600 y 1.200 euros, aunque si se realiza la instalación eólica con ellos no tiene coste. Otra empresa, esta de Logroño, Barlovento Recursos Naturales, realiza otro tipo de estudios más baratos (200 euros) sin mediciones in situ, a partir de aplicaciones de modelización del viento. Esta consultora hizo esto mismo para una isla entera: Lanzarote. Como detalla el responsable del proyecto, Antonio López, crearon una página web en la que un particular puede encontrar datos concretos de viento para una ubicación y estimar incluso el rendimiento energético con diferentes opciones de turbina.

-¿Qué tipo de miniturbina debo instalar?
Hoy en día se pueden encontrar más de 600 modelos de miniaerogeneradores, de más de 200 fabricantes distintos. ¿Cuál escoger? El tamaño dependerá del viento, de la producción que queramos, pero también de nuestras posibilidades de anclaje. Según García, un aerogenerador de 1 kW de potencia puede tener unas palas de 80-90 centímetros, lo que supone casi 2 metros de diámetro de rotor, que requiere de una altura semejante a una antena de televisión. Uno de 5 kW tiene un rotor de 4-5 metros y eso hay que subirlo ya a unos 15 metros. “Lo normal en el tejado es una máquina de unos 400 W a 1 kW”, indica el director de Neolia, que destaca que de la elección de una buena máquina y de su correcta instalación dependerá que no se produzcan luego vibraciones o ruidos. “Cuánto más grande más vibraciones y ruido, pero esto no tiene por qué ser un problema si se hace bien”.

El decir que un aerogenerador tiene una potencia nominal de un 1 kW significa que esa es la capacidad máxima que puede suministrar cada hora mientras sople el viento(2). En una zona buena se puede conseguir entonces que esa turbina de 1 kW de potencia produzca al cabo del día unos 6-7 kWh. Por comparar, un frigorífico muy eficiente consume cerca de un 1 kWh en toda una jornada. Para generar por sí sola tanta electricidad como la que necesita un hogar esa miniturbina tiene que estar en una zona de mucho viento. Pero, aunque no se llegue a tanto, al menos sí puede reducir una parte importante de la que se consume de la red eléctrica (que dejaremos de pagar de la factura).

Hay modelos bastante más económicos que otros. Sin embargo, merece la pena escoger un buen aerogenerador. Como incide Vázquez, es muy importante que esté bien medida la curva de potencia de la turbina (“el DNI del aerogenerador”), siendo muy recomendable buscar un fabricante fiable con datos que puedan contrastarse.

-¿Hasta qué punto se rentabiliza la inversión?
Aunque se están abaratando las máquinas (y en algunas comunidades se dan algunas ayudas), hoy todavía es complicado rentabilizar una de estas turbinas. Según Forte, la inversión puede variar entre los 3.000 y los 9.000 euros el kilovatio de potencia. La minieólica es aún bastante más cara que la fotovoltaica, si bien puede resultar más interesante para zonas del norte con menos sol y más viento. “La fabricación de los aerogeneradores sigue siendo hoy casi artesanal, pero en EEUU ya hay algún modelo que se está empezando a producir a gran escala y esto irá haciendo que los precios bajen de forma exponencial”, asegura el presidente de Eólica de APPA. “No tiene sentido que una máquina de 3 kW valga tanto como un coche, pero con un empujón podemos conseguir que acabe costando como una lavadora o como cualquier otro electrodoméstico de una casa”.

Para conseguir hoy en día rentabilizar una de estas instalaciones se necesita mucho viento: Vázquez asegura que en algunos puntos de Galicia se puede conseguir rentabilidad a 8-10 años. “Cuanto mayor es el aerogenerador más rentabilidad se le puede sacar”, asegura el gallego.

Aprobado el real decreto que regula la conexión a la red de las instalaciones de producción de energía de pequeña potencia, el sector espera ahora impaciente el siguiente paso: la normativa que regule de forma específica el autoconsumo y el llamado balance neto. Como se ha contado en un post anterior, esto puede despejar mucho el camino para que los ciudadanos produzcan su propia energía desde casa. Además, en el caso específico de la minieólica, el Plan de Energías Renovables 2011-2020 contempla también nuevas subvenciones.

-¿Por qué es tan importante el llamado balance neto?
En teoría, uno ya se puede conectar a la red interna de su casa para autoconsumir la electricidad (en el RD 1699/2011 se explican los trámites). Incluso sin primar esta tecnología, se podría dejar de pagar una parte de la factura eléctrica con la energía producida por uno mismo (recuperando así la inversión). Sin embargo, para ello no sólo hace falta viento. También es necesario que sople cuando se va a consumir, pues de otra forma se perdería la energía producida. En una máquina pequeña no es tan difícil, pero sí con otras más grandes. El balance neto permitiría inyectar a la red la electricidad que no se va a consumir (cuando no hay nadie consumiendo en casa o cuando la producción supera el consumo) y recuperar la misma cantidad de la red cuando se necesite sin tener que pagar por ella. De esta forma, si se puede reducir mucho la factura eléctrica.

¿Qué pasa mientras no salga adelante esta normativa? Según Forte, a la espera que esto ocurra –el RD 1699/2011 daba 4 meses para su aprobación-, la minieólica merecerá realmente solo la pena a aquellas personas que tienen mucho viento y un consumo continuado a lo largo del día, de forma que pueda absorber toda la producción.

(1) El Atlas Eólico da mediciones a 80 metros del suelo, lo que puede dar un viento muy diferente del que sople más abajo.
(2) Para hacerse una idea de lo que va a producir un aerogenerador es mejor utilizar la curva de potencia, que determina la potencia que puede proporcionar para cada velocidad de viento.

Hay 4 Comentarios:

Muy muy interesante, espero que se popularicen y bajen los precios
Un saludo
Hola a todos, os dejo el enlace a una página web que presenta proyectos de aerogeneradores y otras energías renovables realizados en plan casero. Está en inglés y es muy completa, espero que sea de utilidad y que se animen los que puedan.
www.otherpower.com/
Un saludo

Esta bueno el artículo , salvo que no se hace mención a la posibilidad de almacenar en baterias de ciclo profundo el excedente de la energía no consumida; que es lo que regularmente se hace. Como esa electricidad es en 12V, entonces bien se tiene una instalación para ese voltaje o bien se pasa a 220V con un conversor.

Muy revelador e instructivo. Cada paso que demos en post de otros módelos energéticos y productivos será un gran avance en frenar la destrucción del planeta.


















































Cap comentari: