2 de setembre de 2008

FILTRADA UNA PROPOSTA DE FINANCIACIÓ DEL TRIPARTIT + CIU



El acuerdo con CiU está basado en el documento de trabajo titulado Disseny del Model de Finançament de Catalunya, al que ha tenido acceso La Vanguardia, que incluye un anexo con distintos escenarios para evitar fijar una sola cifra. Del conjunto del documento se desprende la pretensión catalana de conseguir un incremento de recursos para la Generalitat de por lo menos 3.500 millones de euros.

El punto 10 del documento del Govern señala: "La implementación de este modelo podrá realizarse gradualmente en un plazo de tres años, atendiendo a su viabilidad financiera, tal como establece el Estatut". 3.500 millones más en tres años. El déficit fiscal catalán aceptado por el propio Gobierno supera en el mejor de los casos los 11.000 millones de euros cada año, impedirá políticamente al Ejecutivo español cerrarse en banda a la negociación.


El principio de acuerdo parte de dos ideas clave.


1) El Gobierno tiene que asumir el desequilibrio que se ha producido en los últimos años entre las necesidades de gasto de las comunidades autónomas y las del Estado, lo que exigiría sólo para dejar las cosas como estaban en 1999 una aportación adicional de la Administración General del Estado al conjunto de las comunidades autónomas de 12.672 millones.


Con esta cantidad y un cambio en el modo de repartirla se llega a la cifra entre 3.000 y 5.000 millones a que aspiran el Govern y los nacionalistas.



2) El cambio en el método de distribución se refiere a la nivelación de los servicios básicos para que todas las comunidades alcancen un nivel similar de prestaciones. El documento catalán limita lo que se entiende por servicios básicos a educación, sanidad y servicios sociales. Según el punto 5 de documento eso representa entre el 65% y el 75% de los recursos totales de las comunidades autónomas.


3) Pero hay otra disposición estatutaria que refuerza esa posición: el principio de ordinalidad, según el cual Catalunya no puede perder puestos en el ranking de renta per cápita por un exceso de solidaridad.

El Govern, inspirándose en la filosofía federalista, busca fórmulas generalizables y propone la creación a través de la LOFCA, de un fondo de nivelación para la solidaridad que respete el principio de ordinalidad. CiU prefiere establecer un pacto bilateral con el Gobierno, de acuerdo con el Estatut. Aplicar el principio de ordinalidad equivale también a aumentar los recursos de la Generalitat entre 3.000 y 5.000 millones de euros.


4) Desde un punto vista político más trascendente resulta el punto 4 del documento elaborado por el Govern que prevé el desarrollo del Estatut para crear un consorcio tributario con "participación paritaria" de la Agència Tributària de Catalunya y la Agencia Estatal para gestionar todos los impuestos empezando por el IRPF. El documento del Govern prevé que el consorcio tenga personalidad jurídica propia y asuma las competencias de la AEAT.

El Presidente Zapatero aseguró que "existe margen para el pacto". El líder de CiU, Artur Mas, planteó una reunión en la cumbre con el president Montilla, precisamente para "escenificar" el frente común catalán.

resumen de:http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080902/53531776596.html






___

Cap comentari: