1 de juliol de 2014

Fomento retoma las obras del Vandellòs-Tarragona tras nueve años de parón (publicación marzo 2013)




Este tramo de 30 kilómetros es el único de vía única hasta la frontera francesa y es el principal cuello de botella del corredor mediterráneo

 

12.03.2013 - El Ministerio de Fomento ha retomado las obras para eliminar el principal cuello de botella existente en el Corredor Mediterráneo ferroviario y aliviar de esta forma el tráfico, después de varios años de paralización. Los trabajos, consistentes en la construcción de un nuevo trazado de 30 kilómetros de longitud en la provincia de Tarragona, se habían iniciado en el año 2004, pero se paralizaron algún tiempo después. Ahora, en cambio, parece que el impulso dado por el Gobierno a este corredor se ha traducido también en que el proyecto de este nuevo trazado se rescate del olvido.

El tramo entre la estación tarraconense de Vandellòs y la propia ciudad de Tarragona es el único que persiste en vía única desde La Encina hasta la frontera hispanofrancesa en Portbou. Esta circunstancia limita de manera notable la capacidad de la línea y, sobre todo, obliga a que los trenes tengan que hacer constantemente paradas de cierta duración para poder realizar cruces. La construcción del nuevo trazado en doble vía que debía poner fin a esta congestión se inició hace ya casi una década, pero sufrió un parón cuando la plataforma estaba ya prácticamente terminada. Durante varios años, los usuarios del tren han podido ver cómo crecía la hierba sobre la inconclusa traza ferroviaria nueva.

La noticia de la reactivación de la obras es de marzo 2013. No tengo noticias del estado actual de los trabajos.

Sin embargo, en mayo del año pasado el Gobierno sacó esta obra del ostracismo, al encomendar su construcción al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). Según ha podido averiguar este diario a través de fuentes no oficiales, aunque ya desde el verano se habían realizado algunos trabajos en la zona, ha sido en las últimas semanas cuando se han comenzado a llevar a cabo actuaciones más visibles, como la limpieza de la plataforma y el acopio de traviesas. Desde Adif no han podido confirmar que estos trabajos estén directamente relacionados con la construcción del nuevo trazado ferroviario, pero todo parece indicar que sí, según se deduce de las fuentes no oficiales aludidas anteriormente.

En cualquier caso, lo que sí señala el ente gestor ferroviario estatal es que, a pesar de que el Consejo de Ministros le asignó la realización de las obras, es el propio Ministerio de Fomento quien las llevará a cabo de manera directa. El nuevo tendido se separa de la traza actual en la estación de Vandellòs y, a partir de ahí, va distanciándose de ella de forma paulatina. A la altura del municipio de Vila-seca se contempla una conexión con la vía de ancho convencional de Tarragona a Reus y Lleida, y, un poco más adelante, el trazado confluye con la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Francia, cerca de la estación de Camp de Tarragona. Según las previsiones del Ministerio, las obras deben estar terminadas en el primer trimestre de 2015.

Menor tiempo de viaje

El nuevo trazado en la provincia de Tarragona deberá contribuir a que el tiempo de viaje en tren desde Alicante y Valencia a Cataluña se reduzca notablemente. Además de la doble vía, hay que tener en cuenta que el recorrido estará preparado para alcanzar velocidades altas. En la actualidad, los trenes tardan unas tres horas en el trayecto entre Valencia y Barcelona. En la zona donde se encuentra el cuello de botella, al problema de la vía única se añade el de la urbanización: el trazado discurre junto a zonas habitadas y hay numerosos pasos a nivel.
http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2013/03/12/fomento-retoma-obras-vandellos-tarragona-nueve-anos-paron/981183.html