17 de març de 2008

a vueltas con el sistema electoral: El sistema electoral no beneficia a los nacionalistas.Tampoco los perjudica.

ForumLibertas.com - 14/03/2008

El sistema electoral no beneficia a los nacionalistas

Tampoco los perjudica. Pero sí perjudica a fuerzas dispersas como IU: es el tema de la circunscripción.

Se ha abierto un cierto debate sobre el sistema electoral español vista la debacle de un partido como Izquierda Unida, que con casi un millón de votos (963.000) sólo ha obtenido 2 escaños, uno en Madrid y otro en Barcelona (de su socio IC-V-EUiA). Se ha comparado con el nuevo partido de Rosa Díez, UPyD, que con 303.000 votos sólo ha obtenido 1 escaño, en Madrid. En cambio, CiU, con 774.000 votos concentrados en las 4 provincias catalanas, tiene 10 ó 11 escaños.

Muchos piden un nuevo sistema, que fuese proporcional puro, pensando que eso perjudicaría los partidos localistas o nacionalistas. En Israel, por ejemplo, el sistema electoral es proporcional puro... y el voto está representado por una pléyade de pequeños partidos que deben hacer enormes ( y a veces extrañas) coaliciones para gobernar.

Pero lo cierto es que en un sistema proporcional puro los partidos geograficamente concentrados sacarían los mismos escaños. Eso sí, IU se beneficiaría y rentabilizaría miles de votos dispersos. Y el PSOE y el PP perderían algunos diputados, que pasarían a IU.

El actual sistema español es proporcional (porque lo exige la Constitución), pero con un "arreglo": la Ley de D'Hont (nombre del matemático belga que estableció la fórmula). Este sistema sobre-premia, es decir, recompensa "extra" al más votado en cada circunscripción.

La Constitución también dice que "la circunscripción es la provincia". Así que no es posible dividir macrocircunscripciones como Barcelona o Madrid. Ni unir en una circunscripción zonas despobladas como Soria o Teruel.

En cada circunscripción, el partido que tiene "el resto más grande" se lleva diputados extra. Eso significa en provincias poco pobladas, donde se juegan sólo 3, 4, 5 o 6 diputados, el sistema no funciona como proporcional sino como mayoría-minoría: los dos partidos más votados se reparten los escaños, y no queda nada para el tercero o cuarto.

Sólo en grandes ciudades un partido que quede tercero o cuarto puede "rascar" algún escaño: así le ha sucedido a IU, con su diputado madrileño y su diputado barcelonés.


Daniel ens ha deixat aquest comentari el 24/05/08 18:16:
La llei d’Hont és només una de les diferents maneres d’arrodonir els decimals que resulten en convertir enters grossos (els vots) en un nombre reduït d’escons. Sobre cent escons, l’error màxim de qualsevol sistema és un 1%. El problema vé d’arrodonir quan només hi ha pocs escons en joc. Amb tres escons, hi haurà salts del 33%. Per tant, les circumscripcions petites destrossen els partits petits, i són la base de les majories absolutes a Espanya. Això sí, si localment ets un partit important, encara rasques alguna cosa. Tots els sistemes democràtics busquen amb solucions diferents la representativitat territorial. A espanya, són les províncies. El curiós del tema és que si es va a circumscripció única, ni PP ni PSOE podran assolir mai la majoria absoluta amb 10M de vots.

1 comentari:

Daniel ha dit...

La llei d'Hont és només una de les diferents maneres d'arrodonir els decimals que resulten en convertir enters grossos (els vots) en un nombre reduït d'escons. Sobre cent escons, l'error màxim de qualsevol sistema és un 1%. El problema vé d'arrodonir quan només hi ha pocs escons en joc. Amb tres escons, hi haurà salts del 33%. Per tant, les circumscripcions petites destrossen els partits petits, i són la base de les majories absolutes a Espanya. Això sí, si localment ets un partit important, encara rasques alguna cosa.
Tots els sistemes democràtics busquen amb solucions diferents la representativitat territorial. A espanya, són les províncies. El curiós del tema és que si es va a circumscripció única, ni PP ni PSOE podran assolir mai la majoria absoluta amb 10M de vots.