16 de juliol de 2009

Desidia ante las ayudas comunitarias - pueden perderse 3.700 millones de euros

editorial de La Vanguardia - 17-7-2009

RESULTA inadmisible que las administraciones públicas españolas, tanto la central como las autonómicas, hayan dejado de solicitar 3.700 millones de euros de fondos comunitarios a los que España tiene derecho. En unos momentos de enorme necesidad de recursos financieros para afrontar la lucha contra el desempleo, es imperdonable una desidia administrativa como esta. El Gobierno debería reaccionar de inmediato para intentar evitar perder ese dinero.


El aviso, paradójicamente, lo ha dado la propia Unión Europea. Las subvenciones correspondientes del año 2007 para España sumaban 6.300 millones de euros, pero más de la mitad de esa cifra, en concreto los citados 3.700 millones, están pendientes de que España cumplimente los trámites necesarios.


Los retrasos en la ejecución de las ayudas se deben a que España no ha dado suficientes garantías a Bruselas de que las administraciones implicadas en los proyectos tienen sistemas de control financiero adecuados para asegurar que no hay irregularidades en el uso de los fondos, un aspecto en el que la normativa comunitaria se ha endurecido a raíz del incremento de estas en toda Europa. Parece increíble que un país como el nuestro, que tiene una amplia experiencia en la gestión de esos fondos, haya cometido tamaño error.


El plazo de solicitud de las ayudas expira el próximo 31 de diciembre. El Gobierno ha pedido doce meses de prórroga para poder gestionar las solicitudes pendientes, pero Bruselas por el momento se niega a ello. Ante este hecho, el Gobierno y las comunidades autónomas deberían acelerar los trámites administrativos requeridos para cumplir con el citado plazo y no perder ni un solo euro. El hecho de que haya otros países en situación similar no justifica para nada a las autoridades españolas. Se hace preciso iniciar cuanto antes una investigación al respecto para determinar los culpables de esta situación y proceder a la exigencia de responsabilidades. No están los tiempos para desperdiciar dinero. Muchos empleos y ayudas sociales dependen de ello.


Los fondos de ayuda comunitarios han contribuido decisivamente, como se sabe, al progreso económico y social del país desde su ingreso en el club europeo. La necesidad de salvar el máximo dinero posible es imperiosa si se tiene en cuenta que en el periodo 2007-2013 España recibirá un 42 por ciento menos de fondos comunitarios con respecto al periodo 2000-2006, ya que la prioridad de la Unión Europea se ha centrado en los nuevos miembros, fundamentalmente los países del Este. España, en concreto, en esos siete años deberá recibir, si no pierde dinero por desidia administrativa, un total de 35.216 millones de euros de fondos comunitarios, cifra que la sitúa aún como el segundo gran receptor, después de Polonia, que le ha arrebatado el primer lugar de este ranking.


La Unión Europea no sólo ha advertido a España que le peligran los 3.700 millones citados, sino que, de cara al actual periodo de ayudas, que finaliza en el 2013, le recomienda que las nuevas inversiones no se destinen exclusivamente a las infraestructuras de cemento, sino que se centren en proyectos de innovación, competitividad y modernización económica. Esta es una recomendación muy acertada que exige que tanto el Gobierno como las comunidades autónomas reorienten su estrategia y se pongan las pilas para aprovechar al máximo las ayudas europeas.



LA DESIDIA DEL GOBIERNO DEJA SIN 200.00 € EN AYUDAS A PYMES

15-6-2009 VALENCIA - ABC

Una incomprensible desidia del Gobierno central ha impedido que las empresas valencianas hayan disfrutado de mayores ayudas financieras para paliar los efectos de la crisis económica durante el primer semestre del año.

En concreto, las mercantiles de la Comunidad han dejado de percibir una cantidad media de 200.000 euros en subvenciones en lo que supone una situación atribuible en exclusiva a una clamorosa falta de de reflejos del Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero, precisamente en el momento más duro de la crisis económica ....


Los hechos que han ralentizado un semestre de ayudas económicas se remontan a comienzos de este año, cuando la Comisión Europea (CE) publicó -en concreto el pasado 22 de enero- un nuevo marco temporal con el objetivo de facilitar a las empresas de la Unión soluciones rápidas para afrontar con las mayores garantías posibles los problemas financieros «excepcionales y transitorios provocados por la crisis bancaria».

Nueva fórmula

Para ello, las autoridades comunitarias acordaron permitir a los estados miembros aumentar las ayudas financieras hasta el medio de millón de euros por empresa, frente a los 300.000 euros que establece de partida la normativa.

Sin embargo, la inacción del Gobierno central ha demorado seis meses la posibilidad de que las empresas valencianas pudieran gozar de estas ayudas extraordinarias para desbloquear el crédito y favorecer de este modo su acceso a la financiación.

De hecho, otros trece países de la Unión Europea .... ya disfrutan desde hace varios meses de los beneficios del nuevo marco regulador establecido por la Comisión.
El Gobierno español sólo actuó en la misma dirección tras las continuas solicitudes formuladas en este sentido por diferentes Ejecutivos autonómicos.


Petición directa a Bruselas

Así, de acuerdo con fuentes de la Generalitat, la Conselleria de Economía decidió trasladar a la Comisión Europea la petición para acogerse a la nueva fórmula de reparto de ayudas sólo diecisiete días después de hacerse pública la normativa. Sin embargo, la propia Comisión Europea se opuso a conceder la autorización con carácter regional y giró una recomendación para que fuera la Administración General del Estado la que notificara un nuevo marco nacional para el conjunto de las Administraciones Públicas de España.

Un año de retraso

Desde que se produjo tal recomendación comunitaria, y a pesar de que la Generalitat Valenciana instó de manera expresa a la Administración General del Estado para que atendiera dicha recomendación, el Ejecutivo central ha tardado otros cuatro meses en solicitar y obtener la preceptiva autorización, que se hizo oficial a principios de la semana pasada, lo que ha impedido hasta ahora a sus propios departamentos ministeriales, a las comunidades autónomas y a todas las Administraciones locales españolas, aprovechar esta gran oportunidad de carácter temporal y extraordinario.

De esa forma, se ha perdido la posibilidad de ampliar las convocatorias de ayudas que existían para el año 2009. Así, éstas deberán limitarse con carácter general a las convocatorias que se publicarán a principios del próximo ejercicio, según fuentes de la Generalitat Valenciana.

de:http://www.abc.es/hemeroteca/historico-15-06-2009/abc/Valencia/la-desidia-del-gobierno-deja-sin-200000-euros-en-ayudas-a-cada-pyme_921742498857.html


NUESTRO COMENTARIO: es tan gordo que sólo se me ocurre pedir que rueden al menos 6 cabezas, incluida la del Presidente Zapatero