21 d’octubre de 2010

Condenados a entenderse (La administración del Estado y la Junta Constructora de la Sagrada Familia, se sobreentiende)


Ahora que Barcino ya ha hecho su trabajo y los hostiles al templo pierden fuelle, se impone la colaboración entre la Sagrada Familia y el Ayuntamiento

Cap comentari: