22 de desembre de 2011

España tendrá que recortar mucho y durante mucho tiempo el gasto si quiere cumplir con la ‘regla de oro’ de la UE



El Pacto de Estabilidad exige a Rajoy cumplir con el 3% de déficit fiscal en 2013, pero los últimos acuerdos le obligarán a un mayor esfuerzo de austeridad para limitar el déficit estructural al 0,5% del PIB. Funcas advierte de que el déficit fiscal acabará en 2011 cerca del 8%

Isabel Ordóñez  -  21/12/2011
Mariano Rajoy ha jurado este miércoles, 21 de diciembre, en el Palacio de la Zarzuela como presidente del Gobierno ante los Reyes. Y lo hizo ante un ejemplar de la Constitución y un crucifijo. A continuación, el nuevo jefe del Ejecutivo mantuvo un encuentro con Juan Carlos I en el mismo salón donde se produjo la jura.

El nuevo presidente del Gobierno dará a conocer este mismo miércoles la identidad de sus ministros y, a partir de ese momento, el Ejecutivo tendrá que afrontar el difícil reto de devolver una cierta normalidad a la maltrecha economía española. Reducir el gasto público y el número de parados son sus dos mayores prioridades.

Para salir airoso del primer reto, reducir el gasto público, Rajoy tendrá que intentar conseguir para 2013 que el déficit fiscal no supere el 3% del PIB, una obligación que viene dada por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea.

Este objetivo es muy difícil de cumplir, ya que el gasto ha seguido creciendo y los ingresos se han derrumbado desde 2007, y esto no había pasado nunca. De hecho, en 2010 los ingresos fueron de 379.497 millones de euros, mientras que los gastos se elevaron hasta los 477.773 millones.

Además, aunque a partir de 2009 los gastos se han reducido ligeramente y los ingresos han detenido la caída, según datos del propio Ministerio de Economía y Hacienda, de seguir la actual tendencia España tendría que esperar como mínimo hasta el 2014 en lugar de 2013 para volver al equilibrio.

Funcas advierte: déficit del 8% en 2011

No será tarea fácil, sobre todo si tenemos en cuenta las últimas previsiones de la fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS), que advierten de que el déficit de las administraciones públicas cerrará el año cerca del 8%.

Esta previsión está “bastante por encima” del objetivo del 6%, aclara el director de Coyuntura de Funcas, Ángel Laborda, lo que obligará a un esfuerzo y un mayor ajuste en 2012 si se quiere reducir hasta el 4,4% del PIB.

Traducido en cifras, supone un ajuste de unos 40.000 millones de euros, más del doble que los 16.000 millones previstos por el nuevo Gobierno.

Laborda facilitó estos datos durante la jornada ‘Perspectivas económicas y para el negocio inmobiliario’, organizada por la Fundación Asprima, y fundamentó sus previsiones en los resultados de ejecución presupuestaria del Estado y de la Seguridad Social hasta noviembre, conocidos este martes.

La ‘regla de oro’, el gran obstáculo

Por otra parte, Rajoy se enfrentará con otro nuevo obstáculo para reducir el déficit, surgido de los acuerdos de la cumbre del Pacto de Estabilidad celebrada el pasado 9 de diciembre.

Esos acuerdos incluyen la llamada ‘regla de oro’, que eleva el rigor presupuestario de los Estados miembros y les obliga a mantener un déficit estructural inferior al 0,5% del PIB.

Caber recordar que el déficit estructural se calcula no teniendo en cuenta los gastos e ingresos de carácter cíclico, aunque hay diferentes metodologías para calcularlo.

Así, aunque España lograra reducir al 3% el déficit fiscal, el déficit estructural se mantendría en torno al 1%, con lo que todavía se tendría que rebajar en medio punto más. Esto supone más o menos situar el déficit fiscal por debajo del 2%. Si alcanzar el 3% ya supone un esfuerzo titánico, rebajarlo un punto más equivale a recortes mucho más duros de los que en principio se prevén.

El problema adicional es que, sin reactivación del sector privado, a menos gasto público menor crecimiento y menos ingresos. Y si hay menos ingresos del Estado hay más posibilidades de crear déficit. Un auténtico pez que se muerde la cola.


Artículo citado por Isabel Ordóñez:

Rajoy se queda corto: necesitará un ajuste de 40.000 millones para 2012

21/12/2011   -  Europa Press / elEconomista.es

 

Cap comentari: