29 d’agost de 2016

uniformesylibros.com web creada por una madre para comprar y vender material escolar de segunda mano

La autora de la web. Felicidades!


Septiembre marca el final de las vacaciones de verano. Para los niños significa la vuelta al cole; para sus padres: enfrentarse a un nuevo desembolso de alrededor de 400 euros por hijo, tan sólo en gastos básicos, como mochila, zapatillas, material de papelería, chándal y libros.

"¿Cómo es posible que no exista una web que sirva de compra-venta de libros de texto y de material escolar?" Ésta es la pregunta que se hizo Julia Fernández, gijonesa de 38 años, química en paro y madre de dos niños de cinco y ocho años, que estaba harta de desembolsar grandes cantidades de dinero en cada comienzo del curso.

"En junio del año pasado recibí una factura de 500 euros tan sólo en libros. Cuando llegué a casa le pregunté a mi marido cómo era posible que no existiera una web de material escolar de segunda mano, a lo que me contestó: si no existe, créala tú". Y así lo hizo.

Según revela un estudio realizado por idealo, el coste del comienzo de curso asciende a 392,08 euros en compras básicas, (de ellas, entre 215 y 230 euros son libros, según la OCU). A ello se añaden otros pagos extra, como el uniforme del colegio, cuyo precio oscila entre los 132 euros y los 204 euros, y la matrícula del colegio privado.

Si, además, el niño vive lejos del colegio, habrá que sumar el transporte y el comedor, cuyo precio está en los 205 euros si se trata de colegios públicos, 285 euros si son concertados y hasta 330 euros si son privados.

Aparte de los productos que se compran, hay que contar con aquellos que los niños pierden. Según un estudio de Stikets, el 90% de las madres encuestadas asegura que las prendas que no están marcadas son difíciles de recuperar. Cada prenda perdida tiene un valor promedio de 29 euros, con lo que, a lo largo del curso, la suma media asciende a 115 euros.

Julia no tenía ni idea de informática y, "al tratarse de una página gratuita, encargarla a un tercero suponía un desembolso enorme", así que se apuntó a unos cursos. Una vez que adquirió los conocimientos necesarios, creó uniformesylibros.com, que se ha convertido en una plataforma de ahorro escolar "para facilitar a las familias la vuelta al cole".

Intentó responder a la pregunta de "qué le gustaría que le ofertaran como madre y como la estudiante" que fue en su día. De este modo, se le ocurrió no sólo incluir libros de texto, sino también uniformes, material escolar, instrumentos de música y apuntes universitarios. "Además de ser una plataforma de ahorro escolar para las familias, quise que fuera un lugar para encontrar trabajo, así que incluí una pestaña donde se ofertaran profesores particulares, logopedas y psicólogos infantiles", cuenta.


Cómo funciona
El portal, estrenado hace un mes y medio, cuenta con alrededor de 450 anuncios. "La gente está vendiendo los artículos al 50% y 75% de su valor".

Explica que "los artículos en los que más demanda hay y donde es más fácil ahorrar son los libros de texto de Primaria y Secundaria".

El acceso a la web es muy sencillo. Para ofertar un artículo es necesario registrarse "por motivos de seguridad, porque en caso de que alguien publique algo fuera de lugar lo puedo gestionar", explica Fernández. A partir del registro la persona puede publicar todas las ofertas que quiera y, en caso de que se pongan en contacto con el vendedor, "ellos son los que acuerdan cómo hacer el envío". Asimismo, la creadora de la web aconseja que "los libros de texto se compren la misma provincia para poder comprobar el estado de los mismos".

En el caso de querer comprar algún artículo, no es necesario hacer la fase del registro. La página permite inscribirse a una búsqueda, es decir, "si en el momento en el que alguien busca un anuncio éste no existe, cuando aparezca le llega un aviso automático a la persona".
....
El mensaje que manda Julia está dirigido tanto a padres como a hijos: es posible ahorrar hasta la mitad y "es necesario que los niños sepan que se estudia igual con un libro nuevo como con uno usado. "El conocimiento es el mismo", afirma Fernández.

Cap comentari: