25 de maig de 2012

El RACC propone que Hacienda devuelva el precio de los peajes a los usuarios con deducciones en el IRPF

 

 Foto de La Vanguardia

El RACC recomienda a sus socios no secundar la campaña #novullpagar


Barcelona. (Efe).- El Real Automóvil Club de Catalunya (RACC) ha recomendado este jueves a su casi millón de socios que no secunden la campaña #novullpagar y abonen el importe de los peajes, porque la posibilidad de que acaben siendo multados "es muy elevada".

En una rueda de prensa, el director de la Fundación RACC, Miquel Nadal, ha admitido que a nadie le gusta pagar peajes, y más en una situación como la de Catalunya, donde casi la mitad de las vías de alta capacidad (el 48%) son de pago, frente al 18% de la media española.

No obstante, Nadal ha advertido que las administraciones han firmado unos contratos con las concesionarias, por lo que hay un principio de legalidad que se tiene que respetar, más allá del malestar que puedan sentir los usuarios.

Por este motivo, a preguntas de los periodistas, Nadal ha aconsejado a los socios del RACC que no dejen de pagar los peajes en el marco de la campaña #novullpagar (noquieropagar), porque la posibilidad de que acaben siendo multados es "muy elevada".

En cualquier caso, el director de comunicación del RACC, Josep Maria Miret, ha sostenido que la ley se tiene que cumplir, pero que si no es equitativa se tiene que cambiar.
De hecho, el RACC ha planteado hoy que el Estado devuelva íntegramente a los usuarios de autopistas de pago el importe del peaje a través de deducciones del IRPF, lo que permitiría poner el "contador a cero" para establecer un nuevo modelo más equitativo y eficiente.

Nadal, ha reconocido que se trata de una propuesta abierta que permitiría a los usuarios recuperar todo el importe pagado en los peajes, a través de las deducciones en su declaración del IRPF.

Según los cálculos del RACC, los ingresos por peajes en 2010 en la red de titularidad estatal se elevaron a 1.418 millones de euros, lo que supone el 2,11 % de la recaudación total en el IRPF de aquel año, cifra que según Nadal es "asumible" pese al actual contexto de crisis económica en el que el Estado trata de aumentar sus ingresos.

Nadal ha subrayado que se trata de un sistema de "rescate total, indirecto y progresivo", que tendría que estar vigente hasta que acabe el plazo de concesión para las autopistas de pago en España, lo que en la práctica supondría que el Estado asumiría un rescate a plazos, ante la imposibilidad de afrontar ahora el rescate total, que se elevaría hasta casi 40.000 millones de euros.

Una vez puesto el "marcador a cero" con esta propuesta, el RACC ha defendido que se establezca un nuevo sistema para financiar las infraestructuras viarias en base a una combinación de los presupuestos del Estado, los peajes, los bonos temporales (por una semana, un mes o un año) y elevando en tres o cuatro céntimos el impuesto especial sobre la gasolina.

La propuesta del RACC para que se devuelva el importe total de los peajes a través de deducciones en el IRPF excluiría a los turistas y al transporte de mercancías internacional de empresas no españolas, con lo que seguirían pagando por el uso de las infraestructuras y ayudarían a su financiación y mantenimiento.

De esta forma, el impacto sobre las finanzas públicas de la recaudación del IRPF de la desgravación de los peajes sería inferior, ya que los no residentes seguirían pagando y además tampoco afectaría a las empresas, que ya descuentan los peajes de la base imponible.

Con esta medida, según Nadal, se mejoraría la movilidad general, ya que se evitaría la congestión de las vías convencionales libres de pago y aumentaría el tráfico en las autopistas, lo que podría ayudar a reducir accidentes y propiciar una negociación a la baja de las tarifas de las concesionarias.
Por contra, el RACC rechaza tanto el rescate inmediato de las concesiones, al ser "inviable financieramente", como la extensión inmediata de los peajes a toda la red de carreteras de alta capacidad, porque crearía rechazo social en un momento de debilidad económica, su implantación podría no ser equitativa y además podría disparar los accidentes al aumentar el tráfico por vías alternativas.


Más de 24.000 denuncias por no pagar
Según los últimos datos facilitados por el departamento de Interior, a principios de esta semana el Servei Català de Trànsit (SCT) había recibido, desde que a principios de mayo se inició esta campaña contra el pago de los peajes, un total de 24.173 denuncias de las concesionarias de autopistas en Catalunya en contra de usuarios que no han pagado el peaje, de las que ya se han empezado a tramitar 2.087.

Una vez recibidas las denuncias, el SCT las revisa una a una y, si se cumplen los requisitos establecidos, inicia los trámites para llevar a cabo el expediente sancionador.
Hasta el momento, Trànsit ya ha tramitado 2.087 expedientes, al enviar un requerimiento al dueño del vehículo para que aclare quién conducía el coche cuando se saltó la barrera.
Al recibir esta notificación, el dueño del vehículo dispone de veinte días para dar una respuesta, para que el proceso sancionador siga su curso. Si finalmente se acaba imponiendo la multa, de hasta 100 euros, el dinero se lo queda el SCT, ya que si las concesionarias quieren recuperar el importe del peaje no pagado deben presentar una demanda ante los tribunales.

Según los datos del RACC, el mapa de las autopistas de peaje en España es muy poco equitativo, ya que mientras hay autonomías como Cantabria, Canarias y Extremadura que no tienen vías de peaje, otras comunidades rebasan con creces la media española, en la que el 18% de las vías de gran capacidad son de peaje.
Los casos más gravosos, según el informe del RACC, son los de Navarra, en el que las vías de peaje son alrededor del 35%; País Vasco (alrededor del 42%); Catalunya (48%) y La Rioja (72%).

Esta situación se dispara todavía más si se tiene en cuenta el número de usuarios, ya que en Catalunya, el caso más acusado, el 63% de los usuarios de vías de alta capacidad circulan por vías de peaje, mientras que en Madrid no se llega ni al 5%.

Cap comentari: