23 de juny de 2012

Más protestas en Cataluña contra la implantación de Eurovegas

La Plataforma Aturem Eurovegas insta a proteger el delta del Llobregat y alerta contra la especulación, el Obispado de Sant Feliu, en el que se ubicaría el proyecto, critica la iniciativa, y diferentes grupos de profesionales se muestran contrarios

ForumLibertas.com - 22 junio 2012

Entre 700, según la Guardia Urbana, y 3.000 personas, según los organizadores, se concentraron este domingo pasado en la plaza Sant Jaume de Barcelona para mostrar su rechazo a la instalación de Eurovegas en España.

Ese ha sido el pistoletazo de salida de una serie de rechazos que diferentes colectivos de la sociedad han mostrado contra la instauración de Eurovegas en Cataluña.

"Pedimos la retirada total del proyecto, ni aquí en Cataluña ni en ningún otro lugar de España", explicó el miembro de la Plataforma Aturem Eurovegas Salvem el Delta del Llobregat, Raúl Bastida.

La plataforma convocante de la concentración advertía de que la instalación de Eurovegas en la zona del Delta del Llobregat tendrá un efecto muy pernicioso en un espacio natural vulnerable, al mismo tiempo que se destruirá la única gran zona hortícola de Barcelona. Además, la plataforma rechaza el modelo económico basado en la especulación urbanística y financiera que, en su opinión, representa el proyecto Eurovegas.

Los barceloneses no quieren Eurovegas

En esa misma línea, el 83,9% de los barceloneses consideran que la llegada de visitantes es buena para la economía de la capital catalana, pero casi la mayor parte de los encuestados, un 49,5%, reniegan de los planes del magnate estadounidense Sheldon Adelson de levantar el complejo de juego conocido como Eurovegas en el Baix Llobregat. Es el resultado de un sondeo de la empresa GESOP para El Periódico de Cataluña que el diario publicó en su edición impresa.

Además, en el terreno eclesiástico ya están levantándose las voces disonantes. El obispado de Sant Feliu hizo público su total rechazo al proyecto del complejo de juego y ocio, del que dice que tiene más perjuicios que beneficios y llama a no dejarse “deslumbrar por resplandores que acaban siendo espejismos vacíos”.

El Obispado que atiende las parroquias del Baix Llobregat, el de Sant Feliu, donde la Generalitat quiere facilitar la instalación del complejo de juego, ocio y convenciones por el que compite con Madrid, reconoce que el proyecto parece “oportuno” en el marco de crisis, según un comunicado.

Sin embargo, considera que “no está claro que a largo plazo se pueda considerar un crecimiento real de la economía, teniendo en cuenta la situación del resto de lugares en los que existe este tipo de negocios desde hace años”.

“Los beneficios de estos negocios normalmente van dirigidos a la acumulación de un capital, que queda fuera y lejos del lugar donde se ha trabajado”, explica la archidiócesis.

“Pero la objeción más grave es el precio humano que exige para obtener un hipotético beneficio económico”, advierte el Obispado en su comunicado, que apunta que “el estilo de vida que promueve se puede calificar de degradante”.


Los profesionales también se muestran contrarios

El presidente del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC), Lluís Comeron, después de evitar posicionarse claramente contra Eurovegas reculó: “No conocemos el proyecto pero tenemos claro que si no se resuelven los problemas urbanísticos, económicos y sociales que se plantean estaremos en contra”, sostuvo tras una encendida discusión en la que muchos colegiados le exigieron explícitamente que el colegio profesional, castigado como pocos por la crisis, verbalizara la oposición.

En la mesa de debate del COAC, el arquitecto Xavier Matilla acababa de quejarse de que “Eurovegas cumplirá la ley, pero la ley que hagan especial para ellos”. Matilla, uno de los impulsores del manifiesto opositor de los urbanistas hecho público la semana pasada, habló de “profanación” de los terrenos del delta del Llobregat y, al hilo de la sospecha que también tienen los vecinos de la comarca, aseguró que si no es el negocio de Adelson será otro el que acabe ocupando parte del parque agrario, que tiene 3.000 hectáreas y que estarían en parte afectadas por los equipamientos de los resorts, según reporta El Periódico.

La Taula del Tercer Sector, que aglutina 4.000 entidades sociales, se sumó también a la plataforma Aturem Eurovegas. Preocupados, advirtieron, por las ludopatías que podría fomentar una iniciativa de este tipo, han dirigido una carta al president en la que le alertan de que los “beneficios” que acarrearía (“creación de puestos de trabajo, ingresos por turismo”) no “justificarían” los “efectos perniciosos”. 

Cap comentari: