22 de gener de 2013

El Tesoro logra emitir letras por debajo del 1% un año después



Madrid 22 ENE 2013-  El Tesoro Público está en camino de cerrar este primer mes de enero con la emisión de 24.000 millones, una cifra que si bien no supera el récord de octubre de 2012, sí supera la media mensual habitual. Para ello, el instituto emisor ha anunciado que aprovechará la mejora registrada en las últimas semanas en los mercados para llevar a cabo una subasta sindicada de bonos a 10 años, que en esencia es una colocación restringida a los creadores de mercado. Pero antes de conocer el resultado de esta operación, el organismo dependiente del Ministerio de Economía ha anunciado que ha logrado rebajar a la mitad los intereses por sus letras a tres y seis meses hasta situarlos por debajo del 1%, algo que no sucedía desde el arranque del año pasado.

"Nunca en la historia del Tesoro español había habido una subasta con tanto volumen de demanda. Ha habido una sobredemanda de 24.000 millones de euros", ha celebrado el ministro de Economía, Luis de Guindos, desde Bruselas.

En total, el Tesoro ha colocado cerca de 2.800 millones con las letras, unos 300 millones por encima del objetivo máximo fijado, con una demanda que ha multiplicado por cuatro la oferta, lo que supone un alto apetito por el papel del Estado a corto plazo. A tres meses, títulos con los que ha emitido deuda por 1.206 millones, le ha bastado con ofrecer un tipo de hasta el 0,46%, muy por debajo del 1,27% fijado en la subasta a los mismos plazos del 18 de diciembre. La rentabilidad exigida por los inversores para hacerse con estos títulos no se situaba tan baja desde el pasado marzo, cuando llegó a caer al 0,43%.

 


La demanda por las letras ha sido muy alta con cuatro veces más de títulos solicitados

En cuanto a los títulos que vencen el próximo julio, el instituto emisor ha adjudicado 1.578 millones a un tipo marginal —que es el último antes de cerrar la subasta— del 0,92%. Hace un mes, sin embargo, tuvo que comprometer un 1,68% para superar las dudas de los inversores por la deuda a seis meses del Estado.

Junto a esta subasta de letras, el Tesoro ha aprovechado la recuperación del apetito por el riesgo y el menor temor a las finanzas españolas para llevar a cabo una subasta sindicada de bonos a 10 años. La última vez que el instituto emisor realizó una operación de este tipo, pensada para abrir el abanico de inversores que apuestan por la deuda española a costa de ofrecer mejores rentabilidades, fue en febrero de 2012, cuando adjudicó 4.000 millones a un interés del 5,4%.

En esta ocasión, según fuentes del mercado, el objetivo vuelve a estar en torno a los 4.000 millones y el precio al que se está ofreciendo los títulos rondaría los 365 puntos básicos sobre la tasa de referencia, que es el bono alemán y que está en el 1,6%. Actualmente, los bonos de España a este plazo se intercambian sobre el 5,1% en el mercado secundario. La operación estaría obteniendo una alta demanda de hasta cuatro veces más títulos solicitados que vendidos, según las mismas fuentes. 
Si cumple objetivos, el Tesoro cerraría enero con un total de deuda emitida de 24.000 millones, contando también con la subasta de letras de esta mañana. Con este dinero y el colchón que mantiene en el Banco de España, que a cierre de 2012 ascendía a 35.000 millones, el Estado afronta sin mayores problemas los próximos vencimientos. Hasta marzo, debe devolver a sus acreedores 53.000 millones, según datos recopilados por Bloomberg. En todo 2013 tiene que acudir al mercado a captar hasta 230.000 millones, lo que supone un gran esfuerzo. Si se mantiene la tregua tiene este obejtivo cerca de la mano, lo que permitirá al Gobierno esquivar el rescate.

A cambio, elevará el nivel de deuda pública a máximos históricos. Según las cuentas del Gobierno, las emisiones previstas para este año incrementarán el pasivo del Estado a los 759.700 millones a final de 2013, unos 71.500 millones más que en 2012.

http://economia.elpais.com/economia/2013/01/22/actualidad/1358852578_675658.html

 

(Esto es muy muy importante, en los últimos tiempos el esfuerzo de ahorro y contención de gasto QUEDABA ANULADO  por los altos tipos de interés que España pagaba para financiarse.  Esperemos que siga así, y saldremos de ésta! Cuca de Llum.)

 

Cap comentari: