16 de juny de 2010

Blanco utiliza un informe desconocido de la UNESCO para defender el actual trazado del Ave por Barcelona

El responsable de Fomento falsea la realidad al calificar el informe de “definitivo”; la sociedad civil se manifestará contra el túnel el próximo 21 de junio

La polémica del paso del AVE por el Eixample de Barcelona ha tenido un nuevo capítulo este miércoles, 16 de junio, protagonizado por el ministro de Fomento José Blanco. Después del último informe de la UNESCO que desaconsejaba el actual trazado por los riesgos que supone para el Templo de la Sagrada Familia y la Pedrera (ambos del arquitecto catalán, Antonio Gaudí), Blanco se sacó de la manga un segundo informe que supuestamente legitima la versión del Gobierno.
Fue en el Congreso de los Diputados que el titular de Fomento intentó acallar las críticas que ha recibido el proyecto desde que se presentó el trazado. Además, afirmó que no se pararía las obras y tildó el informe de “definitivo” por parte de la UNESCO lo cual se contradice con lo dicho por el propio organismo que afirmó que sería a mediados de julio cuando se manifestaría sobre los riesgos con el informe que ha presentado Blanco y los otros que ha encargado.

Además, el informe en el que Blanco se basa para defender su postura advierte la necesidad de realizar un análisis estructural independiente del templo. Según los técnicos, la fachada del Nacimiento presenta algunas pequeñas grietas debido a un incremento de las cargas o el peso que soporta. El informe se pregunta si en ello influyen las diferentes épocas de construcción y los materiales utilizados, así como el efecto que tendría el peso final del edificio, ya que faltan por construir, entre otras cosas, las torres de Jesús y de María, de unos 170 metros de altura.

Lo más sorprende es lo indicado por el presidente del Patronato de la Sagrada Familia, Joan Rigol, una de las caras visibles del clamor social contrario a el actual trazado, que se preguntó cómo es posible que el informe de la UNESCO fuera “definitivo” cuando todavía hay técnicos de la organización trabajando sobre el terreno y tomando datos para perfilar la decisión final.

Blanco omite deliberadamente el hecho de que el informe pide una comisión de seguimiento de las obras y las importantes reservas que plantea. Además, se sugiere la necesidad de seguir de cerca los posibles movimientos de tierras.

Una versión partidista del informe

El ministro socialista utiliza un informe que nadie más conocía para hacer una lectura partidista. De nuevo estamos ante una acción de Gobierno, como éste nos tiene acostumbrados, para generar confusión y ocultar los verdaderos errores que se están llevando a cabo en la gestión del país. Estas acciones de poder solo contribuyen a crear desconfianza al ciudadano hacia los poderes públicos.

Este informe que ahora presenta el Gobierno se quiere mostrar como un dictamen que va en contra del que hace una semana presentó la Plataforma AVE por el Litoral, y que recomendaba un parón en las obras. Este segundo informe fue redactado tras la visita a las obras de Gaudí de técnicos del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), órgano asesor de la UNESCO

Una portavoz del organismo internacional, según informa el diario El País, aclaró que el documento era confidencial y que las comunicaciones oficiales del organismo son en francés o inglés, por lo que no se responsabilizó de la traducción presentada en el Congreso. Además, explicó que la resolución final del Comité de Patrimonio no se conocerá hasta agosto y será tomada en su reunión anual. El texto presentado por Blanco, fechado el 11 de febrero, es uno de los materiales de estudio que revisarán los países miembros del comité.

La sociedad civil se moviliza

Una nueva iniciativa ciudadana ha convocado una manifestación que quiere reivindicar el posible riesgo al que somete las obras del AVE a las más de 18.000 viviendas a las que afecta el trazado y que, según la convocatoria, “son tan sagradas como los monumentos”.

La manifestación está coordinada por Cuca de Llum, la Junta Permanente por la defensa del Patrimonio de Cataluña y cuenta con el apoyo de las 64 entidades de defensa medio-ambiental de la Unió de Plataformas.

La concentración tendrá lugar el 21 de junio coincidiendo con la visita del ministro José Blanco a la estación de la Sagrera en la colocación de la primera piedra. Asimismo, llama a colgar en los balcones de las calles Mallorca y Provenza, y todo el Eixample barcelonés pancartas reivindicativas y sábanas blancas.

“Ahorremos inversiones inútiles en estos tiempos de crisis”, afirman los organizadores que precisan: “en 252 metros de túnel ya han gastado 200 millones de euros, más que el presupuesto total de 180 millones de euros”.

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=17332

Cap comentari: