23 de juny de 2010

El Congreso dice no al túnel del AVE bajo la Sagrada Familia


22 Junio 10 - J. O. / V. F. - Madrid / Barcelona
El Parlamento aprobó ayer por 179 votos frente a 170  la paralización de las obras del túnel del AVE que pasan por debajo de la Sagrada Familia en Barcelona. El PSOE se quedó solo con el apoyo de Iniciativa per Cataluña Verts

Llegó el día. El diputado Popular Jorge Fernández Díaz presentó ayer en el Congreso una moción cuyo carácter no es vinculante (aunque podría influir en la decisión última de la Audiencia Nacional) para paralizar las obras del túnel del Tren de Alta Velocidad (AVE) que pasan por debajo del templo de la Sagrada Familia.  La citada moción salió adelante y fue aprobada por 179 votos, los del Grupo Popular, Convergencia i Unió, Coalición Canaria, Izquierda Unida, UPyD, PNV, BNG y Esquerra Republicana. El Partido Socialista se quedó sólo con el apoyo de los verdes catalanes. Llamó poderosamente la atención el hecho de que el propio Blanco respondiera a Fernández Díaz: «Espero que al final salga a la luz la verdad y se demuestre que no corre peligro la Sagrada Familia y que Jorge Fernádez Díaz tenga que rectificar todo lo que hoy ha dicho». Si el diputado popular se mostraba ayer exultante no lo estaba menos Joan Rigol, presidente de la Junta Constructora de la Sagrada Familia: «Hemos ganado», dijo nada más descolgar el teléfono. «Primero el Ayuntamiento, después el Parlament y ahora el Congreso son las instituciones que se han hecho eco de la inquietud por el riesgo que corre la Sagrada Familia. La Administración habrá de revisar todo ahora. Si no lo hacen, les tocará el turno a los jueces». Sabedor de que la aprobación de la moción no tiene carácter vinculante, aseguró que «es el momento de buscar alternativas y aún estamos a tiempo. Lo que ha ocurrido esta tarde (por ayer) es un hecho tan relevante que acabará influyendo en la opinión pública», concluyó.

A cuatro metros
La intervención del diputado popular se produjo horas después de que el ministro de Fomento inaugurase el tramo de la estación de La Sagrera (que se convertirá en la mayor obra civil de la historia de Adif, con un presupuesto de 589 millones de euros) y de que saliera al paso  de las voces, entre ellas la de la directora para Europa de la Unesco, Metchild Rossler, que aseguran que el informe esgrimido por su departamento no es el definitivo. En cualquier caso, habrá que esperar a las conclusiones de los técnicos de la Unesco, que se darán a conocer el próximo 25 de julio en Brasilia.
 
Fernández Díaz abrió su intervención con una pregunta: «¿Por qué esta moción? ¿Por qué esta polémica con relación a un túnel del AVE? Porque se trata de un túnel que pasa a escasamente cuatro metros de un edificio singular, declarado Patrimonio de la Humanidad. No debemos olvidar que la Sagrada Familia es un auténtico icono de Barcelona en el mundo. La genialidad de Gaudí y la singularidad del monumento lo avalan. Por ello, el planteamiento razonable al aproximarnos a este debate, a juicio de muchos técnicos, asociaciones, ciudadanos y numerosas instituciones de España y del extranjero, es asegurar que no haya riesgo real para ese Patrimonio. Y parece razonable que la primera respuesta para asegurar que ese riesgo real sea nulo es la realización –si es posible– de un trazado que esté lo suficientemente alejado de la Sagrada Familia como para garantizar la inexistencia real de riesgo».
  
Hechos consumados
En cuando al tema de la «batalla de informes», el diputado popular aseguró que «son diversos y contrapuestos, hasta 38, que se oponen a ese trazado, así como una extensa lista de instituciones también opuestas», y citó el informe provisional de Icomos (febrero de 2010) y el realizado por Manuel Melis, perito judicial de la Audiencia Nacional en mayo de este año.
  
José Blanco  estuvo en la diana de Fernández Díaz, quien dijo que «el Ministerio de Fomento se está precipitando a una situación de hechos consumados, contra la opinión de la ciudadanía, del Pleno del Ayuntamiento de Barcelona y del Pleno del Parlament de Cataluña. Confío en que el Congreso de los Diputados también se lo pida y en que el Gobierno actúe en consecuencia. Estamos todavía a tiempo de rectificar. Mañana puede ser ya tarde. No suframos otro Carmel junto a la Sagrada Familia», concluyó en su intervención el diputado del PP.


Una carta muy jugosa
Entre la documentación exhibida por Fernández Díaz figuraba una carta  enviada por Jordi Bonet, arquitecto director y coordinador de las obras del templo de la Sagrada Familia, en la que éste le comenta que ha llegado a su poder el informe de la Unesco exhibido por José Blanco «alegando ser el documento final presentado por los técnicos de la Unesco» (...) «Detecté en el mismo ciertos detalles que me sorprendieron y me hicieron dudar de que  fuera defintivo. El motivo de mis dudas es consecuencia de las reuniones tenidas con ellos en la Sagrada Familia con posterioridad a la fecha del referido informe. Para asegurarme de la situación mandé una carta a los señores Jäger y Katzenbach, responsables técnicos del informe de la Unesco, pidiendo aclaraciones. Justo antes de mandarla recibí una llamada del profesor Jäger, preocupado al conocer unas informaciones que lamenta».

http://www.larazon.es/noticia/9492-el-congreso-pide-que-se-paren-las-obras-bajo-la-sagrada-familia

Cap comentari: