19 de febrer de 2011

La quiebra (moral) del Banco de España

Les Caixes seràn Bancs? - 13


La crisis ha estado producida en gran medida por la complacencia del banco central nacional con las operaciones que realizaban las entidades de crédito. ¿Por qué no se piden responsabilidades?










18/02/2011 - Economía - Forum Libertas
CatDiàleg).- La gestión de la crisis económica del presidente español José Luis Rodríguez Zapatero ha estado llena de anuncios del líder socialista explicando la solidez del mercado español cuando la realidad es que está colonizado por la burbuja inmobiliaria.
 
El discurso marcadamente optimista de Zapatero ha derivado en el desconocimiento social de la situación real que mantiene en vilo la economía española. Sin embargo, el gran responsable de la llegada a esta situación es el Banco de España porque en esta institución recae la función de supervisar la situación de los bancos y aplicar un control financiero.

El Banco de España tiene la responsabilidad directa de la gestión que realizan los bancos, otra cosa es el caso de las cajas, las cuales están supervisadas por las Comunidades Autónomas.
La pregunta que se deriva es que si el Banco de España se ha enterado de los movimientos que han realizado los bancos, ¿cómo es posible que aún se desconozca la exposición real de bancos y cajas a los activos con suelo inmobiliario y los terrenos afectados por esta inflación desmesurada del precio de coste? Hay que tener en cuenta que estos datos el eje de la crisis económica mundial que especialmente sufre España en su versión inmobiliaria.
Dado esto, el Banco de España permitió un endeudamiento desmesurado que ha dejado a las entidades bancarias -incapaces de autorregularse- en una situación extrema. La propia página web del Banco define al mismo organismo como "banco central nacional y supervisor del sistema bancario español", ¿ejerció, pues, como tal?
Días atrás el presidente del Banco Central Portugués -la organización homónima del Banco de España en el país luso- declaró que él no habría aceptado el tipo de endeudamiento que tenían las cajas y los bancos. Un endeudamiento muy por encima del 100% del valor real de los inmuebles y que la burbuja inmobiliaria había sobreestimado por encima de su precio real.

La falta de control previo de la realidad bancaria española ha sido de una evidencia pasmosa. Además, las medidas financieras que tomó el regulador y luego, ante su fracaso, la vicepresidencia económica han resultado un fracaso considerable. Ambas iniciativas se basaron para aplicar sus medidas en las informaciones del Banco de España. La realidad es que el organismo desconocía la verdadera situación de las entidades de crédito debido a la falta de transparencia que, al parecer, el regulador no les podía imponer y que últimamente viene solicitando. Cuando fueron más conscientes de las dimensiones de la tragedia el Banco de España optó por fusionar a su manera un buen número de cajas de ahorro para salvarlas de su insolvencia.

Es por esta razón que el Banco de España ha quebrado moralmente, ya que no ha estado a la altura de una de las principales razones por las que existe. La responsabilidad de este ente público se distribuye con carácter profesional a lo político, lo económico y lo social, y ha fallado en su cometido.

El Banco de España ha sido uno de los principales responsables de la entrada en la crisis de la economía española y ha suspendido en moral y en política financiera en su comportamiento.

Más complicaciones para el crédito
Para complicarlo más, el Gobierno de España está preparando un paquete de medidas para, supuestamente, aliviar la situación de la crisis. Una de ellas es aplicar una mayor exigencia a las cajas por encima de a los bancos.

La ministra de Economía española, Elena Salgado, es la responsable del plan para Refuerzo del Sector Financiero y tiene como objetivo, según el Ministerio, recuperar la confianza en el sector y garantizar que vuelva a fluir el crédito a la economía real.

La realidad es que el sector bancario afectado y el propio Banco de España ya han adelantado que la mayor exigencia de capital a la banca acentuarán las actuales restricciones crediticias.

Estas medidas en su conjunto darán lugar a la bancarización de las cajas y, paralelamente, el efecto más grave: más restricción del crédito que se da. Este crédito ya es bastante limitado y afectará a los de siempre, a las rentas y clases medias y bajas.

En este sentido, sorprenden las medidas adoptadas por el Ejecutivo socialista cuando diferentes fuentes han apuntado que la falta de financiación a empresas y familias sigue estando el freno a la recuperación económica del Estado.
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=19333


Cap comentari: