9 de setembre de 2008

Inversión pública: se presupuesta pero no se ejecuta la obra /- Finançament i Estatut 4



09/09/2008 (artículo publicado en Expansion el 13 septiembre 2007)

El Estado es más lento que las autonomías en realizar obras - El Gobierno tiene una doble velocidad en la ejecución de infraestructuras.

Los retrasos en los proyectos de obras públicas que se producen en España se explican, en parte, por el sistema de valoración de las inversiones en los Presupuestos Generales del Estado. 

Economía promete cada año fondos que nunca se ejecutan completamente, con el objetivo de que las grandes cifras arrojen incrementos importantes para las arcas autonómicas.

Los gobiernos regionales, por su parte, ejecutan prácticamente el 100% de sus licitaciones porque se juegan su rédito político. El cumplimiento del Ministerio de Fomento solo llega al 85% del dinero presupuestado.




Inversión pública: se presupuesta pero no se ejecuta la obra                   

 El Gobierno cuenta con una doble velocidad en la ejecución de infraestructuras.
 Ferrocarriles: Cataluña es una de las regiones más perjudicadas, ya que casi toda la inversión sin ejecutar es AVE.
  Carreteras: Madrid también sufre retrasos en la estación de la Puerta del Sol y en las carreteras.
 Incumplimientos: Entre 2004 y 2005, Fomento ejecutó sólo el 85% del volumen de fondos.



Contratos ‘a la baja’:
La patronal de obra pública denuncia las rebajas en las adjudicaciones. Decenas de obras públicas acumulan años de retraso en España, en ocasiones porque se necesita un periodo de maduración que determina el tiempo que pasa desde que un proyecto es inaugurado hasta que se concluye, pero, en la mayoría de los casos, los incumplimientos encuentran su explicación en el sistema de valoración de los Presupuestos Generales del Estado. En las grandes obras el proceso completo –que incluye el diseño y las expropiaciones– puede durar hasta 15 años; pero otros retrasos son menos explicables, como la línea de Alta Velocidad ferroviaria (AVE) que une Barcelona con la capital, el corredor mediterráneo, las obras de la Puerta del Sol madrileña o los numerosos proyectos de desdoblamiento de carreteras para aumentar la seguridad y reducir la siniestralidad. 
La legislación permite que el Gobierno pueda incluir en las cuentas públicas inversiones destinadas a comunidades que, cuando no son ejecutadas, se prorrogan para siguientes ejercicios. 
De esa forma el Ministerio de Economía promete una inyección de fondos que puede no ejecutarse en ese año. Según fuentes empresariales consultadas, el método provoca incumplimientos de plazos, ya que las compañías dan por sentado que la administración será permisiva con los retrasos, en ocasiones, sin coste.
Las autonomías, por su parte, ejecutan prácticamente el 100% de sus licitaciones porque se juegan su rédito político directo. 
Los datos son reveladores. Entre 2004 y 2005 –últimos ejercicios para los que hay datos disponibles– el grado de ejecución nacional de las inversiones presupuestadas por el Ministerio de Fomento y sus organismos autónomos se situó en el 85%. Sólo en Aragón, Cantabria, Navarra y Ceuta y Melilla, el departamento que dirige Magdalena Álvarez ha cumplido. 
Por su parte, la patronal de Obra Pública, Seopan, explica las diferencias dinerarias entre licitación y ejecución por las denominadas “bajas” en la contratación, es decir, la adjudicación.
 
Para la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona, todos los años el Estado “destina fondos para el AVE que no se ejecutan completamente”. “Se trata de una inversión ficticia”, señalan en el organismo cameral, “de nada sirve incrementar las inversiones presupuestadas si no conseguimos que se ejecuten plenamente”.

Paradójicamente, en esta materia Barcelona y Madrid van de la mano. Cercanías (todos ellos proyectos que deben ser financiados por el Estado), destaca la macroestación de ferrocarril bajo la Puerta del Sol. Fomento atribuye el retraso –hasta el momento de cinco años– a los restos de una iglesia medieval encontrados en la zona, pero fuentes de la Comunidad de Madrid atribuyen el “desinterés” del departamento estatal al color político del Gobierno regional. 
Por su parte, la patronal de Obra Pública, Seopan, explica las diferencias dinerarias entre licitación y ejecución por las denominadas “bajas” en la contratación, es decir, la adjudicación de contratos a un precio sensiblemente inferior al presupuesto con el que se licitan los proyectos. La “baja” media de los trabajos adjudicados en 2006 fue del 26,15% (con máximos del 35%), cinco puntos más que en 2004. Para el sector, las bajas constituyen una de las principales bazas para competir por las obras, pero actualmente el sistema complica tanto a la constructora que ejecuta la obra como a la administración que la promueve.
 
En la mayoría de los casos, la obra que se adjudica a un precio mucho más barato que el del proyecto suele necesitar modificaciones, con el consiguiente retraso de la ejecución.

_____________

(Altres dades afegides per Cuca de Llum-  (Del Cercle d'Estudis Sobiranistes)

85% de l’obra pública a Catalunya pressupostada per l’Estat l’any 2007 no s’ha fet.
L'agost de 2008 Adif només ha executat 139 milions€ dels 914 milions€ assignats.
40% menys rep Catalunya d'obra pública estatal el 2003-2007.L'Estat ha licitat obra pública per valor del 2% del PIB fora de Catalunya, i 1'2% del PIB a Catalunya.)






Cap comentari: