8 de juny de 2009

La obra pública en España, en caída libre junio 2009 /- Finançament i Estatut 11


por Isabel Ordóñez - publicado en www.forumlibertas.com el 8-6-09

El desplome de la licitación en un 70% en relación con el año anterior “revela un enorme problema de previsión” por parte del Gobierno, señala un experto en Economía. Otro dato negativo sobre la economía española se viene a sumar a los ya conocidos hasta ahora.

En un artículo de opinión publicado en La Vanguardia el pasado 31 de mayo con el título Obras sin dinero, el analista Manel Pérez basa su afirmación en sendos informes elaborados por la Seopan de los constructores, presidida por el ex asesor económico de La Moncloa David Taguas, y por la Cámara de Barcelona, a cuyo frente figura Miquel Valls.

Según los mismos, tal como indica Pérez, “la principal palanca de la política keynesiana en época de crisis, las obras públicas y el desarrollo de las infraestructuras, está quedando fuera del alcance de la acción gubernamental”.


“Falta de previsión”

El analista añade que “no hay que engañarse, la caída de la obra pública revela un enorme problema de previsión” por parte del Gobierno, o sea “el creer en las expectativas de que la crisis iba a ser de poca gravedad”. También denota “un dilema político, la soledad del Gobierno para lograr la aprobación parlamentaria de nuevos programas de gasto suficientes para contrarrestar la caída de la economía”.

“No vale echar mano de los gastos en obras municipales del plan Zapatero, los 8.000 millones, como contrapeso, pues en su momento se presentaron como una medida adicional y poco más que paliativa, al margen del fundamental crecimiento que iba a registrar la acción del Estado”, añade Pérez.

El experto recuerda que el Gobierno “se restringió” cuando en los Presupuestos del Estado presentó unas cuentas públicas para 2009 basadas en un crecimiento del 1%. Sin embargo, “como todo el mundo sabe, muy probablemente España cerrará el ejercicio con una caída cercana al 4%. Por este motivo, los ingresos caen cerca del 20% mientras que los gastos crecen todavía más”, pronostica.

Sin dinero

Por todo ello, “el Estado ya no tiene apenas dinero para ejecutar más obras públicas”, con lo que el ministro de Fomento, José Blanco, se ve absolutamente limitado al querer poner en práctica sus políticas.

Así, la realidad es que “el Estado ha agotado su capacidad discrecional de gasto y por ello Fomento ya no puede recurrir a los créditos extraordinarios para financiar sus obras. Debería acudir al Parlamento si quiere hacer frente a los compromisos que tiene por delante”, apunta Pérez.


Sin embargo, como advierte el analista, el techo de 160.000 millones de euros aprobado por el Congreso para este año está “o desembolsado o comprometido en partidas de diverso tipo, en especial las sociales, derivadas del brutal incremento del desempleo”.

Todo ello representa un serio problema para el ministro Blanco, así como para la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, que “debería acudir al Parlamento y plantear un incremento de ese techo” en consonancia con la realidad de la crisis económica.

Además, Manel Pérez considera en su artículo que para afrontar estos y otros problemas económicos, “el Gobierno de Zapatero se verá en la complicada tesitura de negociar complejos compromisos que le permitan sortear la cruda realidad que supone no gozar de mayoría absoluta”.

El articulista económico concluye su análisis afirmando que “mientras no se haga frente a este dilema, el masivo programa de inversión pública que debe hacer frente a la crisis no pasará de ser una simple declaración de intenciones”.
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=14002

Cap comentari: