17 d’octubre de 2009

La Sagrada Familia en peligro: aparecen las primeras grietas en un barrio cercano. /Observaciones sobre reasentamientos de edificios.


El paso del túnel del AVE por Barcelona ya está dejando sus primeras huellas; a medida que avanzan las obras crece la tensión en torno a la integridad del templo


Las obras del túnel del AVE que trabajan en el subsuelo de Barcelona han provocado las primeras grietas. Ha sido en el barrio del Clot, un barrio contiguo y muy cercano al que alberga el templo, considerado signo emblemático de la ciudad condal.

Se trata de un edificio que se encuentra en el chaflán entre la calle Mallorca y Trinxant, en la misma calle Mallorca se sitúa la entrada principal del monumento. Según informa el diario catalán Avui, las grietas empezaron a aparecer a finales de junio pasado en los bajos del edificio afectado y han ido creciendo y extendiéndose por otras paredes del inmueble.

En esa zona se ha abierto el primer pozo que permite realizar los mantenimientos que requiere la tuneladora. Las grietas protagonistas son consecuencia de que el edificio se haya inclinado mínimamente hacia esa dirección. Lo mismo sucedió el agosto pasado con la acera de la esquina que se sitúa delante del CEIP Octavio Paz entre las calles Mallorca y Navas de Tolosa.


¿Un terreno deficiente?


La aparición de grietas se deben al problema que entrañan estos terrenos compuestos por un material de naturaleza arcillosa. Los grandes movimientos de tierras que se realizan para ejecutar las obras obliga al terreno a resentirse y compensarse. Estos movimientos de asentamiento hacen resentirse algunas estructuras de edificios que están obligados a su vez a reasentarse.

Los problemas de estos reasentamientos están en función de varios aspectos, uno es el peso del edificio que hace que ese movimiento sea mayor: a más peso, mayor movimiento. Otro problema es la altura ya que un edificio bajo se ve obligado a mover su centro de gravedad menos distancia que uno alto.
La Sagrada Familia tiene una combinación de ambos elementos: se trata de una estructura muy pesada y de gran envergadura.

Un elemento que neutraliza estos desplazamientos son las estructuras flexibles como las que se utilizan en los rascacielos y que los dotan de capacidad de cimbreo. La Sagrada Familia no posee una estructura flexible y si se produjeran a su paso por la Sagrada Familia movimientos del terreno provocados por las obras, la estructura del templo quedaría con toda seguridad comprometida.






___

Cap comentari: