7 de juny de 2010

La Sagrada Familia confía en que la Audiencia pare en breve las obras del AVE

 
 
Con la tuneladora Barcino avanzando de manera regular y sin sobresaltos en su camino entre la Sagrera y Sants -a unos dos meses de que enfile el tramo crítico de la Sagrada Familia- , la junta constructora del templo acogió ayer con alborozo la difusión del informe de un organismo colaborador de la Unesco que recomienda un cambio de trazado o, en su defecto, medidas complementarias para proteger el templo de las obras del AVE.
CiU también acogió, casi como una victoria política, el informe de Icomos -Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos-, y aunque no reclamaron de manera explícita la paralización de las obras, sí celebraron el «bofetón» a las «tesis socialistas» que ello supone, en palabras del líder convergente Artur Mas, que junto a Xavier Trias -que hoy será proclamado candidato a la alcaldía- visitaron el templo.
El informe de Icomos, de hecho, no es nuevo (se entregó el 25 de febrero), y es aún provisional, aunque con toda seguridad la Unesco lo asumirá como propio en la reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la entidad que se celebrará en julio en Brasilia (Brasil). El informe no logrará parar las obras, pero sí supone una victoria moral para quienes defienden la paralización de los trabajos y un cambio del trazado.
El presidente de la junta, un siempre prudente Joan Rigol, recordó que el informe de Icomos ya fue remitido a la Audiencia Nacional en abril en su última petición de suspensión cautelar, algo que a tenor de cómo ha procedido el alto tribunal tendrá una importancia relativa. De hecho, se da por descontado que no será hasta septiembre como muy pronto que la Audiencia dicte sentencia sobre la idoneidad del trazado del AVE, un mes en el que la tuneladora ya tiene que haber superado la altura del templo. Atendiendo esta circunstancia y con el informe de la Unesco en la mano, la junta constructora presentó el pasado mes de abril, como informó ABC, una nueva petición de suspensión cautelar de los trabajos -las cuatro anteriores ha habían sido rechazadas-. Según explicó ayer a este diario el abogado de la junta, Jordi Abel, se confía en que la Audiencia se pronuncie sobre esta quinta petición en una o dos semanas.
Con estos precedentes, y con Barcino avanzando sin descanso, el pronunciamiento de la Unesco es, como se ha señalado, más bien una victoria moral para la Sagrada Familia. Fuentes de Adif confirmaron ayer a ABC que acogen siempre con interés cualquier aportación que sirva para mejorar la seguridad de las obras, pero que estas siguen avanzando sin novedad destacable. Tras abandonar el pozo de la calle Trinxant, Barcino avanza hacia el de Padilla, donde será sometida a una completa revisión antes de afrontar el tramo de la Sagrada Familia. El Adif, por otra parte, ultima el informe que determinará si la Pedrera necesita algún tipo de refuerzo especial, ahora no previsto.
En su informe, Icomos pide un cambio de trazado o medidas correctoras. Entre estas, la construccíon de un segundo muro pantalla al otro lado de la calle Mallorca, y su unión por debajo con el que que se ha realizado para proteger los cimientos. Otra sugerencia, que casi suena a ciencia ficción, es la congelación de los terrenos previas al paso de la tuneladora para mejorar su consistencia y evitar el peligro del movimiento de las aguas subterráneas.

Cap comentari: