19 d’octubre de 2013

Las consecuencias del poder del homosexualismo político: la "guerra" de Holanda" (con Rusia). Forum Libertas.

Las consecuencias del poder del homosexualismo político: la "guerra" de Holanda". Forum Libertas.



ForumLibertas.com - 18/10/2013 - Editorial
Holanda vive una difícil relación con Rusia y, en el transcurso del presente año, se han multiplicado los incidentes. Primero, originados en los Países Bajos y después contestados por Moscu, y que han terminado elevando la tensión hasta límites poco recomendables, todo ello a pesar de que los intercambios económicos son extraordinariamente importantes: para Holanda, Rusia es un gran mercado. ¿ Entonces por qué razón existe esta especial situación de conflicto?

Hace una semana, el canciller de la diplomacia rusa en los Países Bajos fue detenido por la policía por una causa más bien extraña, por considerar que había castigado en exceso a sus hijos, y la razón aludida era la seguridad de los menores. Al margen de que no está claro que la cuestión fuera tan importante, lo llamativo del caso es que cuando la policía holandesa actuó en este sentido, estaba provocando a sabiendas un acto perfectamente ilegal, porque todos los diplomáticos de todos los países gozan de inmunidad. El resultado de todo ello fue una enérgica protesta rusa y la presentación de las correspondientes excusas por la parte holandesa.

Pero, este fue solo un elemento reciente, ya que en enero de este año Holanda vivió una situación difícil con el suicidio del disidente Alexander Dolmatov en una celda del centro de expulsiones del aeropuerto de Rótterdam. Las circunstancias que rodearon al caso y el tratamiento dado al ruso fueron bochornosos. Meses después, en abril, el presidente Putin fue recibido en Ámsterdam con gritos de protestas de grupos homosexuales a causa de la legislación calificada de homófoba de aquel país. Más tarde, ya en septiembre, la ministra de Cultura holandesa criticó en Moscú estas mismas leyes, contrariando así de una manera bastante evidente un principio de prudencia diplomática que lleva a respetar la legislación de otro país cuando se acude a una visita.

En el trasfondo de todo este conflicto es la real o pretendida legislación contraria a los homosexuales de Rusia hay una causa y un motor que impele a él. La causa está dicha, , sobre la que ForumLibertas ya ha informado (enlace). Y el motor es el lobby del homosexualismo politico, que tiene un peso singular en Europa y sobre todo en algunos países, como es el caso holandés, aunque su capacidad de condicionar políticamente la actuación de los países se va generalizando. Holanda es la punta de lanza de una ofensiva, de un pulso del homosexualismo político con Rusia. Naturalmente  este país no se está de puñetas y responde a estos hechos con su particular metodología. Así, un barco de Greenpeace bajo bandera holandesa fue detenido cuando protestaba por las perforaciones petrolíferas en el Ártico y siguen arrestados bajo la grave acusación de piratería. Y ahora mismo el canciller holandés en Rusia ha sido agredido en su domicilio dejando como rastro un corazón rosa pintado en el espejo del salón atravesado por una flecha junto a las siglas LGTB, que corresponden al grupo organizado de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

El que un país de un marcado perfil mercantilista como Holanda se vea arrastrado por el homosexualismo político  a una posición agresiva hacia otro, en este caso Rusia, que acabe desencadenando una respuesta por parte de este segundo, dice bien a las claras no solo la importancia que tiene la capacidad de maniobra política de este sector sino su creciente agresividad . El homosexualismo político no son los homosexuales, y solo una parte de ellos participa de esta particular visión del mundo, que ha transformado la sexualidad en una opción política, algo inédito en la historia. El homosexualismo político evidentemente está formado por homosexuales, pero el grupo más numeroso que lo integra no lo son y pertenece a orientaciones políticas procedentes del liberalismo y del socialismo, y de otros perfiles de la post izquierda europea, que ven en este planteamiento un sustituto de su incapacidad para actuar en la transformación social y económica de la sociedad.

El homosexualismo político gestiona la situación en base a dos estrategias: Una, presentar toda situación en la que esté comprometido un homosexual como un acto de discriminación, aunque en realidad responda a una situación absolutamente justa. Por ejemplo, la detención por parte de la policía de una persona por trapicheos de drogas. Si este es homosexual, automáticamente se levantará la bandera de la discriminación. Esto es lo que sucedió meses atrás en Barcelona con la Guardia Urbana. El otro eje es el miedo. Es algo evidente que se percibe en los medios de comunicación, en la gente que escribe, en los mismos políticos; el PP es un ejemplo clamoroso de este miedo. Han conseguido por unos mecanismos que no dejan de sorprender generar miedo, de manera que toda crítica hacia ellos desaparezca del primer plano. Naturalmente, esta es una situación perversa para una sociedad que se quiere democrática, pero existe y su capacidad de actuar, presionar e incluso agredir crece. El ejemplo, del que también ha informado ForumLibertas (enlace), de la agresión que sufrió el primado de Bélgica es una de las últimas muestras de ello.

Cualquier circunstancia en la que se vea involucrado un homosexual puede derivar automáticamente en complicaciones para aquellos que han intervenido. Esto es un signo de poder, pero es también una anomalía en una sociedad democrática y un estado de derecho. Ahora mismo, la Policía autonómica en Cataluña se encuentra sometida a una investigación por orden del juez, a cargo de la Policía nacional, por una intervención en la que resultó muerto un empresario homosexual que previamente había agredido a una familia, peleado con el padre, se había golpeado él mismo con el coche con la cabeza y con los puños, en un estado de aparente enajenación, y la intervención de la Policía se saldó con una agresión a una agente, a la que la víctima, ahora muerta, cogió por los pelos y mordió. Este es un incidente grave porque un ciudadano ha muerto, pero si esta persona no fuera homosexual no se hubiera llegado a una situación tan radical y tan extrema de impedir que el propio cuerpo policial, a través de sus servicios internos, depure si ha existido responsabilidad policial en la muerte de dicha persona. La autopsia revela que el fallecido sufría de una enfermedad cardiaca y que esta fue la causa real de la muerte, inducida posiblemente, esto lo decidirá el juez, por el estado de excitación en que se encontraba, provocada por la ingesta, o no, de determinados productos, y por la pelea que había sostenido con otro hombre y su resistencia a la policía.

La estrategia es siempre la misma toda acción que implique a un homosexual tiene consecuencias mas allá del acto en si

Ahora mismo, en el Parlamento de Cataluña yace una ley que concede unas atribuciones extraordinarias a los GLBT. Tanto que, de aprobarse, se convertirían en los amos de la sociedad. Una ley por cierto que el Partido Socialista sigue con atención porque más o menos reconducida puede convertirse en un arma equivalente a la del matrimonio homosexual en su intento de batir al Partido Popular, porque sabe que a este grupo le incomoda y le bloquea políticamente todo lo relacionado con este tema.

La sociedad debería empezar a preocuparse y también sus instituciones por este creciente poder del homosexualismo político porque se aparta de toda práctica democrática.

Cap comentari: