9 de juny de 2010

Un informe judicial recomienda parar las obras del AVE bajo la Sagrada Familia

Las obras del AVE en Barcelona aún se pueden parar. Este es la esperanza de la Junta Constructora de la Sagrada Familia, que ha visto como en apenas dos semanas dos informes recomendaban de manera explícita parar los trabajos del túnel para la Alta Velocidad, cuya tuneladora, si se mantiene el ritmo actual de perforación, debe pasar a la altura del templo en el plazo de unos dos meses.
Si hace una semana se hacía público el contenido del informe desfavorable de Icomos, organismo dependiente de la Unesco, ayer se conocía que otro informe, en este caso dentro del pleito judicial planteado por la junta constructora para parar los trabajos, también instaba a suspender las obras, en este caso para estudiar un trazado alternativo.
Según confirmó a este diario el abogado de la Sagrada Familia, Jordi Abel, el informe en cuestión es uno de los tres estudios independientes encargados a sendos catedráticos de Arquitectura, Geología e Ingeniería que el templo pidió que se incluyesen como prueba. El informe, elaborado por Manuel Melis Maynar, catedrático de Ferrocarriles de la escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid, sostiene que dado el avance sostenido de la tuneladora -que empezó a horadar el túnel entre las estaciones de Sagrera y Sants el pasado 26 de marzo- urge suspender los trabajos, ya que aún es posible una modificación del trazado que evite el «riesgo innecesario» que supone que dicha tuneladora pase al lado de los cimientos de la obra de Antoni Gaudí.
Según TV3, el Adif (organismo del Ministerio de Fomento a cargo de la ejecución de los trabajos) ha recusado a dicho ingeniero, una de cuyas posibles causas sería entender que actúa con animadversión hacia la administración. Dicho profesor, considerado una autoridad en su campo y responsable de la reforma de la M30 y de parte de las obras de Metrosur en Madrid, es el mismo que elaboró un informe muy crítico con el papel de la administración catalana a raíz del hundimiento del túnel del Metro en el barrio del Carmel de Barcelona -el título del informe se titulaba un «Yo acuso» nada ambiguo-, así como con otras obras ejecutadas por Fomento.
«Periculum in mora»
Aunque el citado informe forma parte del pleito principal, viene a sumarse a los argumentos que desde la Sagrada Familia se han empleado para pedir hasta en cinco ocasiones la suspensión cautelar de los trabajos.
En las cuatro primeras ocasiones la Audiencia Nacional ha desestimado dichas peticiones, si bien en esta última quinta -que debe resolverse esta misma semana- el templo alega el principio de «periculum in mora», es decir, que la obra sobre la que se dirime el pleito principal puede estar ya acabada antes de que se dicte sentencia.
En este sentido, se da por descontado que no será hasta septiembre como muy pronto que la Audiencia dicte sentencia sobre la idoneidad del trazado, un mes en el que la tuneladora ya tiene que haber superado la altura del templo, dado el ritmo de avance. Fuentes del Adif confirmaron que la tuneladora Barcino sigue avanzando sin contratiempos a unos 20 metros diarios, cumpliendo con los plazos de ejecución previstos.
Atendiendo esta circunstancia, y con el informe de la Unesco en la mano, la junta constructora presentó el pasado mes de abril, como informó ABC, una petición de suspensión cautelar de los trabajos que, según explicó el abogado Jordi Abel, se confía en que la Audiencia atienda en pocos días. La sala encargada de dirimir dicho pleito tiene previsto reunirse mañana para deliberar sobre el caso, si bien fuentes judiciales matizan que no tiene por qué haber una resolución.
El trazado del AVE por el centro de Barcelona es motivo de un enconado debate. Por parte de los vecinos del Ensanche y de la Sagrada Familia se defiende una modificación de trazado que evite que el túnel pase al lado de los cimientos del templo (ver gráfico), al lado de los cuales se ha construido un muro de pilotes de hormigón para aislarlos del paso de la tuneladora. Por su parte, las administraciones defienden el actual trazado, que de hecho ya se modificó en plena psicosis tras el hundimiento del Carmelo para evitar pasar por debajo de dos manzanas de viviendas. Con la tuneladora avanzando hacia la Sagrada Familia, las administraciones entienden que el actual trazado, con permiso de la Audiencia Nacional, es irreversible.
Las amenazas del AVE sobre el patrimonio de Barcelona no se limitan a la Sagrada Familia, ya que unos metros más allá el AVE topa con la Pedrera, también de Gaudí, de cimientos más livianos incluso que la Sagrada Familia. El Adif ultima un informe para determinar si es necesario reforzar el subsuelo.
http://www.abc.es/20100608/cultura-patrimonio/informe-judicial-recomienda-parar-20100608.html

Cap comentari: