17 d’octubre de 2009

Texto de la pregunta de Ramón Tremosa formulada en el Parlamento Europeo


PREGUNTA ESCRITA E-4999/09
de Ramon Tremosa i Balcells (ALDE)
a la Comisión

Asunto: Obras del soterramiento del tren de alta velocidad en las proximidades de la Sagrada Familia en Barcelona

«La Comisión sólo puede intervenir si se producen infracciones de las directivas comunitarias sobre medio ambiente». Esto es lo que dijo el Comisario Barrot en su respuesta (E-4628/2006) a una pregunta planteada por Ignasi Guardans. Además, el Comisario Stavros Dimas, en su respuesta (H‑1041/2007), afirmó que: «por muy útil o necesario que pueda ser un proyecto, nunca debería llevarse a cabo en detrimento del medio ambiente, de la salud pública o del patrimonio cultural de un Estado miembro».

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es una obra de gran escala iniciada el 19 de marzo de 1882 a partir de un diseño realizado por el arquitecto diocesano Francisco de Paula del Villar (1828-1901). A finales de 1883, Gaudí recibió el encargo de continuar las obras, una tarea en la que perseveró hasta su muerte en 1926. La UNESCO incluyó a la Sagrada Familia en el Patrimonio Mundial en 1984 (http://whc.unesco.org/en/list/320/) justificando su decisión por el siguiente criterio: «La obra de Antoni Gaudí representa una excepcional y destacada contribución creativa al desarrollo de la arquitectura y la tecnología constructiva de finales del siglo XIX y principios del siglo XX».

El Gobierno español ha decidido que la línea ferroviaria Barcelona-Figueres-Perpiñán de alta velocidad (AVE) pase justo por debajo de la Sagrada Familia, poniendo en riesgo este monumento único. A pesar de las medidas de protección especial adoptadas, la construcción del nuevo túnel del AVE junto a los cimientos de la Sagrada Familia podría causar daños irreparables por las siguientes razones:

- posibles defectos ocultos del suelo (de arena y marga), y dado que el túnel pasa por debajo del nivel freático con movimiento del agua hacia el mar;

- los incidentes causados por la construcción de un muro de retención muy próximo a los cimientos del templo y por la excavación del túnel a 75 cm del muro;

- el uso futuro del túnel a lo largo del año que viene. A pesar de las garantías que se han dado al proyecto, la circulación del AVE a 4 metros de la Sagrada Familia acarrea incertidumbre para el futuro debido a posibles cambios en las características del suelo, a la magnitud de la fachada principal proyectada para el templo y a otros factores como la posible transmisión de vibraciones a la estructura del templo.

En vista de lo anterior, ¿no cree la Comisión que la construcción de la línea de alta velocidad por debajo de la Sagrada Familia pondrá en peligro este monumento y que, por lo tanto, este proyecto va a realizarse en detrimento del medio ambiente y del patrimonio cultural de un Estado miembro? ¿No debería aplicarse el «principio de precaución» en este caso?

¿Pedirá la Comisión aclaraciones al Gobierno español sobre este proyecto y puede pedir que lleve la vía del AVE a otro sitio?


de: http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//NONSGML+WQ+E-2009-4999+0+DOC+WORD+V0//ES&language=ES


__

Cap comentari: