22 de gener de 2015

Catalunya, el bonsai de España. Carta de una ciudadana alemana.



El hacha y el bonsái - Artículo publicado en la prensa alemana (Zum Thema: Aufforderung der spanischastelen Regierung an die Staatsanwaltschaft, den katalanischen Präsidenten anzuzeigen )  Publicat en castellà al Facebook el 16 decembre 2014, per  Josep Bonamusa Vidal

Llevamos 300 años desconfiando de los catalanes, temiendo que se hiciesen lo suficientemente potentes como para dejarnos. Eso nos ha hecho tratarlos como un bonsái (los pequeños árboles japoneses): asfixiándoles (sin que se note) con alambres para que crezcan poco y bajo control, en una maceta pequeña y con el agua a cuenta gotas. Les damos competencias, pero las justas y además nos quedamos las funciones (en Alemania la educación depende de los “Länder”, no del Ministerio central como aquí). Les damos dinero, pero el justo, haciendo que siempre estén endeudados y dependientes. Les damos infraestructuras, pero tarde y siempre algo por debajo de lo acordado. Les damos, sí. Pero poco, porque recelamos que el bonsái se nos escape de las manos. La verdad, no entendemos por qué el desagradecido roble quiere dejar de ser bonsái, con lo bien que queda en nuestra estantería. Pero obstinado, él sueña con ser árbol. Y como vemos que los alambres no bastan ya, ahora le enseñamos nuestra hacha, hecha con nuestra afilada Ley.

Después de la consulta participativa del 9-N en Cataluña, la Fiscalía Superior de Cataluña está siendo presionada por el gobierno de España y la Fiscalía del Estado para presentar una querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, su Vice presidenta, Joana Ortega y la ministra de Educación, Irene Rigaud, por presunta desobediencia, malversación y prevaricación de funciones y obstrucción de justicia. Su crimen consiste en haber facilitado que más de 2 millones de ciudadanos europeos pudieron expresar su opinión en una encuesta popular sobre el futuro político de su pueblo – derechos inalienables de las personas y de los pueblos, recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanosy en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.

Krystyna Schreiber
Barcelona, 20 de noviembre 2014

Cap comentari: